Atención al cliente: 956 11 6789 [Lun. a Vie. de 10h. a 13h. ]

6 Formas diferentes de poner la mesa presidencial de tu boda

mesas-distribucion-bodas
Si te gustó, comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

La organización de una boda está llena de decisiones y la distribución de las mesas es una de las más complicadas, no sólo por asignar el lugar donde comerá cada invitado, también por el lugar y con quien comerás tu y tu novio. Problemas familiares, padres divorciados o separados, o cualquier otra circunstancia hace que la distribución de las mesas se convierta en un verdadero engorro.

“Deja a un lado los protocolos y elige bien con quien quieres comer el día de tu boda”

mesas-distribucion-bodas-presidencia

Las mesas redondas siempre son más aconsejables que las alargadas, la circular facilita la comunicación entre todos los comensales y evita que los padres sólo puedan hablar con la persona que está a sus respectivos lados. Pero no, aquí no te vamos a hablar de protocolo, todo lo contrario, vamos a contarte diferentes formas, poco tradicionales, de sentarte con tu pareja el día de tu boda.

¿Qué te parecería si el día de tu boda te sentaras con tus amigas?, ¿y si en vez de una mesa de diez hacemos una de cincuenta?, ¿y si en vez de un lugar para sentarte tienes más de uno?. Vamos a desgranar varias opciones divertidas y muy originales, quizás una de ellas sea la elegida para tu gran día, ¡allá van!.

mesa-presidencia-diferente-bodas

1.- Cada plato en una mesa. De esta forma sentaremos a los hermanos y padres en mesas normales y para vosotros elegiréis tres o cuatro mesas, según el número de platos que llevéis en el menú. De esta forma, cada mesa seleccionada tendrá dos sillas de más vacías que serán para vosotros. Seleccionaréis una primera mesa para el primer plato, una segunda mesa para el segundo plato y una tercera mesa para el postre. Si tenéis más platos, pues seleccionar tantas mesas como platos.

Poneros en situación como invitados a una boda, os sentáis en una mesa y resulta que hay dos sillas vacías, ¿quiénes faltan aquí?, nadie, no falta nadie, los novios se sentarán contigo a comer uno de los platos, ¿mola verdad?. Como extra, podéis adornar las dos sillas asignadas de cada mesa con cosas personales o detalles tales como un bigote y unos labios, un velo y una corbata…

boda-mesas-alargadas-50

2.- Mesas de 50 personas. Una forma original y diferente de distribuir a tus invitados. Mesas alargadas de 50 invitados cada una, vosotros en medio de una de ellas. Es la forma que eligió el hijo de Ana Rosa Quintana para su boda.

mesas-presidenciales-bodas

3.- Una de parejas de amigos. Si quieres vivir tu gran día cerquita de tus mejores amigos y sus respectivas parejas, esta es una magnífica forma de hacerlo. Entre todas las mesas redondas de tu boda, una alargada, la presidencial, a un lado las mujeres y al otro lado los hombres, la longitud y el número de personas lo decides tú.

mesas-bodas-presidencia

4.- Una tapa en cada mesa. Lo vivimos una vez, la pareja propuso al catering un menú de tapas, sí, como lo lees, en vez del clásico menú de 3 platos, prepararon para su invitados un completo menú de 10 tapas, justamente el número de mesas de invitados que tenían. De esta forma, dejaron dos sillas vacías en cada una de las mesas y disfrutaron de una tapa en cada una de ellas, ¡moooooola!.

mesa-presidencia-parejas-bodas2

5.- Los dos a solas. Si el mal rollo abunda en la familia y ese día no queréis historias, una opción más es preparar una mini mesa nupcial, una mesa para vosotros dos, a solas. Será una manera muy poco vista de poner la mesa nupcial pero no por ello menos válida. De esta forma podréis compartir a solas secretos y comentarios que de otra forma no podréis.

mesa-presidencial-bodas

6.- La clásica, con padrinos ¿en mesa alargada o redonda?. Si eres de las clásicas y quieres sentarte igual que la mayoría, prepara una mesa para seis, vosotros dos en medio y a los lados, cada padrino con su respectiva pareja. Ahora, tenéis la posibilidad de que la mesa sea redonda o alargada, nosotros te recomendamos la primera opción, porque aunque quede más atractiva la mesa alargada y no se le da la espalda a nadie, las mesas redondas facilitan la conversación entre todos. Tened en cuenta que vosotros estaréis gran parte del banquete levantados y quedarán las parejas de padrinos cada uno en una esquina de la mesa, sin posibilidad de entablar conversación, aunque a veces es preferible (jejeje).

Si te gustó, comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter
Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *